Novedades | El Centro Educativo Terapéutico como “plan A”


Jueves 20 de Abril de 2017

Andu Avy es un Centro Educativo Terapéutico y de Estimulación Temprana ubicado en la localidad bonaerense de Bella Vista. Esta institución socia de AIEPEsA considera que la inclusión es la aceptación de las diferencias humanas, el reconocimiento del otro en la diversidad. En este camino, cree que efectivamente el dispositivo CET incluye, y que puede ser la primera opción para quien lo necesite, frente a otras alternativas escolares y terapéuticas.

"Es importante no comparar el Centro Educativo Terapéutico con las escuelas, y reconocer que muchas veces se interviene desde un lugar que es desconocido por muchos. Desde la actuación profesional dentro del CET, creemos en la mirada interdisciplinaria que apunta al abordaje integral del sujeto, y así sostienenla necesidad de una coexistencia de espacios desde un lugar de no comparación.

Esta posibilidad que propone la interdisciplina es abordar la problemática del sujeto que se presenta desde una mirada integral. Desde nuestro rol de terapeutas integrantes de un CET, podemos pensar que la interdisciplina nos da la posibilidad de lograr un acuerdo entre las distintas áreas que intervenimos en el abordaje terapéutico de un niño-joven.

La interdisciplina propuesta desde el CET no es una sumatoria de teorías o campos del saber sino que propone una interacción, una mirada compartida desde distintos ángulos. Esto genera el intercambio necesario para atender a las necesidades particulares de quien se presenta, sea para atender a sus dificultades o para desplegar sus potencialidades. Pensamos en este entrecruzamiento para no perder de vista ese sujeto que se nos presenta, entendiendo y atendiendoa su historia, su presente y su realidad familiar.

Por otra parte, no podemos ignorar que existe en el imaginario familiar la expectativa de la escolarización. Esto es un mandato socio-cultural y los CET convivimos con esta idea y buscamos generar una nueva visión, ser también una posibilidad de inclusión y de trabajo con niños y jóvenes. Porque entendemos que el CET no debe ser concebido como un lugar de “descarte”, sostenemos que esta situación implica un desafío en el quehacer diario, de alguna forma es la búsqueda de legitimidad en el sentido común de las familias.

Desde el CET tratamos con un concepto de normalidad, al que cuestionamos en su raíz tradicional, que desde el marco médico hegemónico alude a lo que no es patológico, no enfermo. La normalidad se vuelve un concepto discutible, a la luz de lo propuesto en la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, donde se ancla en el entorno, en las posibilidades, en los apoyos y en la búsqueda de la autodeterminación en las distintas áreas de la persona en la sociedad.

Por el contrario, nuestra propuesta busca valorar los espacios de desarrollo, de valoración subjetiva de las personas con dicapacidad y sus familias, su vinculación con el medio, buscando transformarlo. Allí donde existen derechos y obligaciones, no compensaciones.

Por esto, el CET es pensado como un dispositivo con una mirada amplia, que si bien tiene una estructura de funcionamiento, deja lugar al despliegue de la singularidad, a lo que cada persona puede hacer o no, con su padecimiento. No se busca invisibilizar, sino poner en valor lo singular de cada uno y acompañar en ese recorrido.

De manera que se intenta correr la mirada del déficit, se hace hincapié en el sujeto y su ambiente. El corrimiento de la mirada que define la normalidad de un cuerpo que puede producir, busca revalorizar a cada persona y su funcionamiento en la comunidad. Es por ello que desde la perspectiva de Derechos Humanos, la diferencia es una cualidad apreciada.

Es común que un niño sea nombrado dentro de un grupo; decimos “está en edad escolar”, reiteramos que la escuela como institución normativizante es nuestro interlocutor permanente y nuestras intervenciones se dan en este campo de tensión, es su fundamento y nos moviliza hacia nuevas conceptualizaciones. En este punto, la inclusión atraviesa y se nutre de una amplia gama de variables desde el aprendizaje, la comunicación, la participación y el bienestar.

En esta línea aparece el valor terapéutico, bajo una mirada que busca la mayor autonomía de la persona con discapacidad, atendiendo a las etapas de la vida evolutiva, al momento familiar, a las pérdidas reales o simbólicas, los avances y los retrocesos. Esto, acompañado por parte de los profesionales intervinientes con un máximo de flexibilidad, en la escucha y en la práctica.

Por eso, muchas veces en la dinámica entre el sujeto y su medio, el CET brinda las herramientas y el lugar –tanto físico como simbólico–, para que se desplieguen y desarrollen, en un dinamismo permanente, propiedad también del dispositivo. Por esto, la normalidad como concepto de lo natural, lo no patológico, se evidencia como mínimo escaso para definir todas estas acciones y precario en su contenido para definir las situaciones actuales que transitamos en el día a día.

En definitiva, es importante tener en cuenta que tenemos diferentes miradas para entender qué es la inclusión. Para algunos será ajustarse o adaptarse, para otros será “integrarse” o “tolerarse”, para otros aún no es motivo de cuestionamiento. Para nosotras, la inclusión es la aceptación de las diferencias humanas, es el reconocimiento del otro en la diversidad.

Finalmente, nos preguntamos: ¿el CET es una forma de inclusión? Creemos que sí. Es un lugar de respeto a la subjetividad que atiende, y actúa frente a las necesidades de ese sujeto y su familia. Promueve, en conjunto con las familias, acciones que garanticen el ejercicio de los derechos basados en la no discriminación, la participación en diferentes actividades de interés para los niños, niñas y adolescentes según las edades, y se problematizan situaciones en favor de mejorar condiciones y generar oportunidades en la sociedad. El CET incluye. La inclusión es un derecho. El CET puede ser un plan A para quien lo necesite".


Tec. Analía Díaz, Lic Julieta Fernández y y Lic. Stella Maris Paniagua.
Centro Educativo Terapéutico Andú Avy
Autoras del trabajo "El Centro Educativo Terapéutico como plan A", expuesto en la 1ª Jornada Nacional de CETs, realizada en octubre de 2016 por AIEPEsA e ISalud.
 

CONSULTAS / SOLICITUDES


Complete el formulario para enviar sus consultas. A la brevedad, un integrante de AIEPEsA se comunicará con usted.
Desde ya, muchas gracias.