Novedades | De oruga a mariposa: la transición de la familia en el proceso terapéutico​


Jueves 15 de Diciembre de 2016

Clínica Casa Grande S.R.L., ​es un Centro Educativo Terapéutico ubicado en la ciudad de San Miguel de Tucumán. La institución, socia de AIEPEsA, posee una interesante experiencia de intervención con las familias de sus concurrentes.
 

Casa Grande, desde un comienzo incorporó la inquietud de acoger a la familia: es una institución de puertas abiertas, compuesta por los concurrentes, sus familias, y el equipo de colaboradores, quienes asisten a las familias con el fin de que puedan descubrir sus propios recursos para contribuir al proceso terapéutico de sus hijos, transformándose en el principal motor de la intervención.

En la búsqueda inicial que el CET realizó para obtener el compromiso y la participación de las familias, hubo cuatro instancias que fueron detectadas.

-Lo que pasaba en las familias: sentimientos de confusión, temor e incertidumbre; desconocimiento de la modalidad y de los objetivos del servicio; insatisfacción interpersonal.

-Detección del problema: escaso compromiso  y confianza de la mayoría de los padres en la atención terapéutica.  

-Consecuencias del problema: reclamos, conductas negativas y enojos; control y determinación de tiempos y tratamientos; permanencia física durante la jornada; demandas constantes.

-Establecimiento de desafío: generar un espacio diferente que le permita a la familia ser activa  en el rol terapéutico.

En esta etapa, que inició en el año 2008, el equipo de Casa Madre realizó una clasificación de dos tipos de familia: familia contenedora y familia no contendora. En base a esto, comenzaron con el Primer Modelo de Intervención, fundado en entrevistas individuales (escucha, contención y asesoramiento), y talleres grupales (información desde un ámbito legal sobre la discapacidad, generando un espacio de reflexión y orientación).

Con este Primer Modelo de Intervención, se pudo tener un mayor conocimiento de cada una de las familias (características personales, expectativas, y necesidades, principalmente de las madres), pero también se detectó la falta de motivación de los padres en la participación de los talleres, y un alto porcentaje de ausentismo de concurrentes en los días de los talleres de padres.

Por eso, desde la institución entendieron que la deserción fue consecuencia de que los talleres que se brindaban en ese momento producían movilizaciones emocionales que no se articulaban con los objetivos terapéuticos planificados para cada concurrente. Entonces, en el 2012 decidieron darle marcha al Segundo Modelo de Intervención, partiendo de una clasificación distinta de familias: familia participativa/colaborativa; familia participativa; y familia ausente.

Desde entonces, la estrategia está enfocada en realizar acciones tendientes a mejorar el vínculo interfamiliar e intrafamiliar: el CET viene desarrollando y estructurando talleres y acciones para estimular la participación de la familia. Entre el 2012 y 2015, se realizaron los siguientes:

-Talleres para hermanos (2013-2015).

-Talleres vivenciales a madres o tutores: Merienda en familia (2013-2015); Radio 100% para ellas (2014); Un rincón de los ángeles de luz (2014); Soy mujer, y también madre (2014-2015); y Vamos a tu casa (2014 a la actualidad).

Actualmente, los talleres que se están realizando son:

-Vamos a tu casa.
-Celebrando tu vida.
-La niña que fui, aquí está.
-Emocion”arte”.


Estos talleres, están acompañados por otros abordajes: entrevistas familiares; entrevistas de seguimientos; reuniones individuales con la familia; reuniones informativas mensuales; reuniones multifamiliares; entrevistas y visitas domiciliarias; participación e invitación a eventos y paseos.

En la institución, observaron el impacto del Segundo Modelo de Intervención en las familias y los concurrentes: nuevo posicionamiento por parte de las madres, no sólo desde la función materna sino como mujer, impactando positivamente en el proceso terapéutico del niño; mayor interés en redefinir el vínculo con su hijo con discapacidad como sujeto deseante y de derecho; mayor intercambio de experiencias entre hermanos, que potenciaron vínculos positivos entre ellos; mayor articulación con los objetivos terapéuticos del concurrente;  evolución favorable; mayor autonomía e independencia en los concurrentes; y fortalecimiento de la triangulación del proceso terapéutico “familia – concurrentes - equipo de profesionales”.

Como conclusión de esta intervención, en Casa Madre entienden que es necesario cumplir nuevas metas:

-Sistematizar la información obtenida en cada taller a fin de tener indicadores de referencias sobre modificaciones de las conductas de los concurrentes y las familias.

-Potenciar  canales de comunicación común entre los talleristas de los diferentes espacios para unificar criterios, intercambiar experiencias e ideas.

-Generar alternativas que propicien una mayor atracción y participación de la figura paterna.

-Generar líneas de acción para  estos dos tipos de familias: participativas y ausentes.

Por último, es importante recordar siempre el objetivo primordial de la institución: que los concurrentes logren la adquisición de aprendizajes y su desarrollo integral, al promover el desarrollo de sus competencias fundamentales y el despliegue de sus capacidades cognoscitivas, comunicativas, físico-motrices (psicomotrices) y socio-emocionales. Y, tal como  se afirma en  los Manuales de Buena Práctica FEAPS, siempre tener en cuenta que “construir un mundo donde incrementar la calidad de vida se constituye en impulsor de nuestros esfuerzos supone, cuando menos, comenzar por uno de los soportes básicos de la sociedad actual: las familias”.


Autores del trabajo “De oruga a Mariposa”: Lic. Cristina Nacusse, Lic. Ivana León, y Lic. Nadia Riva Mercadal. Los profesionales pertenecen a Clínica Casa Grande S.R.L., de San Miguel de Tucumán. Esta presentación se expuso en la 1ª Jornada Nacional de CETs, realizada en octubre de 2016 por AIEPEsA e ISalud.
 
 
 

CONSULTAS / SOLICITUDES


Complete el formulario para enviar sus consultas. A la brevedad, un integrante de AIEPEsA se comunicará con usted.
Desde ya, muchas gracias.